ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
REST. BIO/ORGANIC
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA






Motel Empordà su receta y el vino Collection Blanc de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Restaurante recomendado

El Bistrot de Martín: Loidi cumple 10 años

Negrefum Restaurante Vilanova i la Geltrú [ Volver ]
 

Twitter

Facebook



Adaptado para minusválidos

En la costa del Garraf, Sitges es la población turística, mientras que a Vilanova le tocó ser la ciudad industrial. Dentro de este contexto, la fabrica Pirelli ocupaba infinitos terrenos que ahora se han recuperado para el urbanismo moderno. En una de sus plazas se ha abierto últimamente el restaurante Negrefum. Lo de Negrefum viene de un producto negro y penetrante como el hollín con el que se endurecían los conductores eléctricos. Los carros cargados de negrefum transitaban desde el almacén al taller, situado unos metros más allá de donde ahora está este restaurante en el que el material fotográfico de los años 50 es, prácticamente, el único elemento visual decorativo.
En Negrefum han optado por mantener la memoria de una población en la que, al margen del omnipresente Pirelli, convivían las huertas, en el lenguaje de Vilanova las sinias y los pescadores. De esta proximidad nace la idea del producto KM 0, lo que les lleva a la búsqueda de la materia prima ecológica que no ha viajado, dentro de los estrictos esquemas que rigen Slow Food y las cocinas de Tierra Madre. Asimismo figuran en su oferta ingredientes de otras procedencias, pero el criterio de compra siempre es el de aportar lo más próximo y menos manipulado. Resultan así una carta y dos menús realizados con ingredientes recogidos casi de inmediato, como las verduras de temporada. Una muestra, la suave y conseguida crema de guisantes con langostinos, dos texturas de guisantes que saben a guisante y no a azúcar. Dentro de esta ideología culinaria, hay que prestar atención a las ensaladas, que son de la huerta del Garraf, a los productos de temporada, como los espigallets. De las barcas de Vilanova es el pescado, preparado en tempura, a la parrilla, al horno o a la sal. Cosa curiosa, los de Slow Food no tienen claro el tema del pescado, lo que no deja de ser una contradicción cuando asistimos a la subasta en la lonja de Vilanova, en que se venden las capturas del mismo día que cocinan en Negrefum a las pocas horas.  En la carta, las carnes de cordero y ternera tienen señas de identidad en las que consta el nombre propio del productor.
Siguiendo este esquema, la carta de vinos busca la máxima representación de bodegas que elaboran vendimias de viñas plantadas en el Garraf. Hace años que escribo que este macizo klastico, único en el mediterráneo, merece ser una subzona del Penedès, por la tipicificidad de sus suelos y de su aromática botánica. El cava Vivace, un brut de xarel.lo, macabeo y una mínima parte de parellada tiene un buen perfil, lo mismo que otro cava de la misma bodega Torrents Carbó, el Blau, de largo envejecimiento, entre siete y ocho años. Aroma próximo a los champagnes y menor acidez.
Tras un aperitivo, una cuchara de mató, jamón, nueces picadas finamente y reducción de módena, siguió el  buen trabajo de la jovencísima cocinera Nuria Lucas con los guisantes ya citados y un arroz tratado como un risotto. El queso utilizado para elaborarlo es un Serrat de leche cruda de vaca elaborado en el Mas d’Eroles. Todos los arroces de la casa son de l’Estany de Pals, y por tanto de KM 0. Atención a los aceites, que sirven en un pack en el que están representadas las D.O de Catalunya, una invitación a probarlos con los tres panes distintos de elaboración propia.
Asimismo el cilindro de pularda (otra vez materia prima de proximidad, de una granja, situada en Pacs del Penedès)  es un plato delicado, sabroso, suave, bien resuelto en el que las patatas cortadas muy finamente, doradas, envuelven la pularda deshuesada. Una salsa ligera potencia los sabores. Me he quedado con ganas de probar el famoso cordero de cal Puigpelat  y otro arroz kilómetro 0, el de barca sin “trabajo” sin cáscaras ni espinas. Dentro de los postres de KM 0 recomiendo el pastel de queso con helado de Malvasia, un vino dulce de amplia tradición, elaborado en el Hospital de Sant Joan Baptista de Sitges. Es una relectura de la clásica Malvasia.

Miquel Sen
Mayo 2010

Plaça de la Mediterránea sin número Villanova i la Geltrú
Tel: Para reservar  93 815 3362
Horario:
De 13h30 a 15h30 y de 21h a 23h30
Domingo mediodía abierto hasta las 16h
Día de cierre:
Domingo noche y lunes
Menú KM 0: 35 euros (cuatro platos)
Menú degustación: 59 euros
A la carta: 40 euros con indicación para celiacos y vegetarianos.
Parking en la misma plaza
Web: http://www.negrefum.cat