ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
REST. BIO/ORGANIC
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA







EL TEMAPato laqueado, la receta de José María Kao y el vino Finca Malaveïna de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Asignatura pendiente
Por Toni Gerez
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Toni Gerez: Originario de la población gerundense de LLança, Toni Gerez tiene una larga trayectoria gastronómica influenciada por la actividad de chef de su padre. Con Paco Perez, del restaurante Miramar, abrió el restaurante L’Orada. Seguidamente se incorporó a El Bulli, dónde estuvo 12 años, inicialmente como camarero y posteriormente como sumiller y maître, colaborando a la máxima gloria de este establecimiento. Fruto de esta experiencia, fundó junto a Juli Soler, Ferran Adrià y Xavier Sagristà el Restaurante Hotel Mas Pau, del que fue director, sumiller y jefe de sala, manteniendo una estrella Michelin durante 20 años. Maestro indiscutible en la cata de vinos y quesos, dirige el Castell Perelada Restaurant.


El mundo del vino y el enoturismo, en los últimos años ha ido creciendo y siendo una fuente de ingresos muy importante para pequeñas bodegas, que de esta manera han visto una forma de hacer territorio y poder enseñar el mundo del vino, quizás el mejor marketing que han tenido nunca, ya que cada cliente que pasa por sus bodegas es un Fiel seguidor de sus productos.
Pero yo no os quería hablar del mundo del vino,  hoy quiero comentar un turismo que prácticamente no existe como es el “oleo turismo”  donde podemos descubrir desde los magníficos olivares, con árboles más que centenarios, una gran variedad de tipos de aceitunas, los magníficos molinos donde se produce el precioso oro líquido y naturalmente el trabajo de las personas que lo hacen posible. Por lo tanto tenemos entre todos esta asignatura pendiente, visitar los molinos de aceite y compartir con los productores su pasión por este, nuestro aceite maravilloso, con sus particularidad según la zona.


Hemos visitado un pequeño molino en el Alt  Empordà, donde realizan un aceite muy especial; la visita consistió en recorrer los olivares, pudiendo apreciar cada tipo de aceituna por su forma, los olivos muchos de ellos centenarios y los magníficos paisajes del Alt  Empordà, seguidamente visitamos el molino, donde nos explicaron las técnicas modernas de hacer el aceite, nada que ver con los métodos tradicionales, extracción en frio para conseguir la máxima calidad.


Utilizan las aceitunas tradicionales de la zona como es la Argudell y las combinan con la Picual aceituna tradicional del sur de España y la frantoio que proviene de la Toscana Italia. Esta combinación hace que los aceites de Clos de La torre tengan una personalidad muy marcada, la aceituna argudell le da frutosidad, la picual consistencia o cuerpo y la frantoio mucha frescura. Pudimos degustar los aceites en unas pequeñas copas de color azul con una pequeña tapa para concentrar los aromas.


Desde mi humilde posición os planteo la visita a molinos de aceite que os queden más cerca de casa ya que tenemos olivos en cualquier rincón de nuestro país, disfrutareis de este nuestro oro líquido que forma parte de nuestra dieta y de nuestra cultura.


 
Pd.
Paseando por el campo durante este fantástico otoño descubrí una curiosidad que quizás conocéis, pero en mi caso me sorprendió por mi desconocimiento. : Durante el otoño algunas viñas tienen las hojas de color rojo y otras en cambio las tienen verdes y caen en verde no llegan a ponerse rojas.  Las hojas rojas nos indican que la viña es de tintos y la hoja verde que es de blanco. Ellas nos hablan.
 
 
Si me permitís una pequeña Recomendación:
 
A pocos kilómetros de Perpiñán (20 aprox) se encuentra la zona de Les Corbieres, dentro de esta zona hay un pequeño pueblecito llamado Cucugnan, un rincón maravilloso, el lugar está en una colina donde en la cima se alza un molino de harina, en este pueblo se encuentra una de las mejores panaderías de Europa. Aquí es donde Roland Feuillas desarrolla su trabajo, realizando panes como en la época medieval. Un tiempo atrás recupero semillas antiguas y controla con una agricultura biológica el trigo para realizar la harina que posterior mente nos dará sus magníficos panes.   Una visita y pequeña excursión, donde descubriréis un lugar único y la pasión por el pan de su propietario. 

Toni Gerez