ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
REST. BIO/ORGANIC
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAEnsaladilla rusa de pulpo, la receta de La Taverna del Mar y el vino Chivite Colección 125

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Dejarlo todo por un sueño 1ª parte
Por Toni Gerez
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Toni Gerez: Originario de la población gerundense de LLança, Toni Gerez tiene una larga trayectoria gastronómica influenciada por la actividad de chef de su padre. Con Paco Perez, del restaurante Miramar, abrió el restaurante L’Orada. Seguidamente se incorporó a El Bulli, dónde estuvo 12 años, inicialmente como camarero y posteriormente como sumiller y maître, colaborando a la máxima gloria de este establecimiento. Fruto de esta experiencia, fundó junto a Juli Soler, Ferran Adrià y Xavier Sagristà el Restaurante Hotel Mas Pau, del que fue director, sumiller y jefe de sala, manteniendo una estrella Michelin durante 20 años. Maestro indiscutible en la cata de vinos y quesos, dirige el Castell Perelada Restaurant.


El relato que os contare hoy, no es más que perseguir un sueño y sentirse realizado, recibiendo de la tierra unos vinos únicos y maravillosos.

Diego y Nuria lo dejaron todo para iniciar una aventura en el corazón del Emporda, a pocos km. Del Port de la Selva, compraron una vieja Masia y unos terrenos donde antaño hubo unas viñas, restauraron la Masia y plantaron de nuevo.

 

 


Apostaron por el turismo rural “solo para dos invitados” como una fuente más de sus ingresos, consiguiendo redondear una oferta basada en el territorio, la tranquilidad y valor añadido de descubrir una forma de vida alternativa a la ciudad. Este turismo es algo más que “enoturismo” es vivir una experiencia única al lado de personas que les mueve la pasión por su trabajo, y lo saben transmitir con todo el cariño del mundo.


Os queremos presentar la bodega “Mas Estela”, situada en un pequeño valle debajo del monasterio de Rodes, en el término municipal de Selva de Mar, dentro del parque del Cap de Creus.
Para llegar a este rincón, tenemos que atravesar las pequeñas callejuelas de  Selva de Mar y aventurarnos por una carretera muy estrecha i empinada que no da mas sitio que para un vehículo, hasta llegar al paraíso de Mas Estela, fuera del mundo anal ruido.


El clima está marcado por fuertes vientos del norte “tramontana” y las brisas del mar “a 4 km”, inviernos suaves y veranos moderados.

 


La familia Soto-Dalmau Plantaron garnatxa negra y gris, cariñena, syrah y moscatel de Alejandría, la pasión por la tierra y la ilusión por respetar el medio ambiente les hace optar por el cultivo biológico y posteriormente biodinámica, observación de los ciclos lunares, no usar ningún tipo de pesticidas, herbicidas o cualquier producto que pueda dañar las tierras. Todos los abonos proceden de origen natural.
Gracias a esta filosofía han conseguido que la tierra les ofrezca unos vinos fantásticos, con una personalidad propia, producciones muy pequeñas y muy cuidadas, me gustaría destacar el blanco Viña Selva de Mar, uvas garnatxa blanca y moscatel de Alejandría, un vino con cuerpo y estructura pero donde los aromas frutales, florales y la mineralidad nos muestran el buen trabajo realizado en la finca.
Comentaros que tienen una magnifica garnatxa clásica de una solera de 1900, colores iodados brillantes, aromas de frutas compotadas, flores silvestres, una delicia.
Poder pasar unos días en este magnífico paraje, es la oferta que nos ofrece Nuria Dalmau, donde ella misma cuida a sus invitados con todo detalle y mimo, un paraje magnifico donde se respira tranquilidad y sosiego.


Un turismo diferente.

Pd.  Os propongo descubrir La Vall de Santa Creu, un pueblecito de no más de 20 habitantes, desde donde podéis acceder al Monasterio de Rodes a pie en menos de una hora, es una excursión fantástica, y descubriréis un monasterio románico totalmente restaurado, con las mejores vistas del mar sobre el cabo de Creus.