ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMACARRONES RELLENOS DE CARRILLERAS, LA RECETA DE LA XARXA, Y EL VINO FINCA GARBET DE PERELADA. POR MIQUEL SEN

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Lugar del mes

RESTAURANTE YUE LAI

Ronda Sant Pere , 45 · Barcelona

SAN JUAN [ Ir a LUGARES CONCRETOS ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


POR FRANK FERRERO
Hemos tenido un mes de junio idílico. En las memorias de las gentes de mi pueblo, no se recuerdan estas temperaturas y tanta abundancia de agua desde hace mucho, mucho tiempo. Las hogueras arden, resuenan ecos de petardos y fuegos artificiales, la coca no falta con crema, frutas escarchadas y el brindis con cava bien fresquito. Es el momento de pasar la noche más corta del año rodeado de tu gente, preparando sortilegios para quemar los malos espíritus que nos acompañan durante el año y que ardan los deseos de futuras y generosas cosechas. Ya veremos. De hecho, con la abundancia de agua, me dicen mis amigos viticultores que el mildiu será un problema para la viña. El mildiu es un hongo que está en las hojas, tallos y racimos de la uva. Salen unas manchas amarillentas y aceitosas en las hojas, en su reverso y echan a perder estos frutos tan preciados. Veremos el control que se hace de esta enfermedad y como evoluciona la meteorología. En esta rumorologia popular, mis queridos amigos ¨pageses¨, achacan el cambio de pluviometria a la casi nula actividad aérea. Pero no voy a hablaros de rumores ni conspiranoias, eso se lo dejamos a otros que saben más.





Eso de salir a comer de nuevo a un restaurante dentro de la nueva normalidad que de nueva y normal más bien tiene poco, es reconfortante. Ver a viejos amigos cocinar, conocer a nuevos cocineros y comer de sus manos después de este paréntesis me llena de alegría y gozo. Como cuando llego a casa y me han dejado un sándwich preparado, un platillo con alguna elaboración sencilla pero pensada para este humilde tragaldabas que agradece un bocado más que el aire que respira. Un acto de amor en forma de bocado nocturno para el cocinero que llega tarde del trabajo mientras la familia duerme y al que le rebosa el corazón de alegría al saber que han pensado en él, ni que sea un sencillo sándwich, siempre se agradece. En casa de herrero, cuchara de palo.




Me dispongo a descubrir fogones y ya tengo hechas varias reservas para sorprenderos el verano con diferentes recomendaciones. Me entusiasma que el boca oreja llegue a través de amigos y conocidos, a modo de descubrimiento y de casi un secreto que comparten como oro en paño.
  • Frank, tienes que probar ese restaurante, te va a encantar, seguro.
Automáticamente te cuentan su experiencia vivida en el susodicho restaurante y te recrean los platos con tanto cariño que llegan a hacerte salivar en la recomendación. Las propuestas de descubrimiento me entusiasman. Aprender cosas nuevas constantemente y disfrutar de un buen servicio de sala, tan importante el servicio como la cocina, aunque no sea tan mediático oficio.



Me gustaría que volviese la sala que se lucia en sus artes, los que con pequeños fogoncitos acababan el trabajo de cocina con algún flameado, trinchando, emplatando o simplemente limpiando una dorada a la sal o desespinando un lenguado. Bien, parece que el arte del servicio en la sala vuelve a tener la importancia que tenía o así lo ansío. Que los jóvenes pierdan la vergüenza y se alíen para compartir méritos. Con un poquito de suerte y cordura conseguiremos ver evolucionar a muchos restaurantes, en los que la sala va por un lado y la propuesta gastronómica por otra. Así que esta noche de brujas, de fiesta pagana y de sortilegios en mi conjuro de buenos deseos quiero descubrir grandes experiencias gastronómicas que me lleven a unos estados de placer equivalentes al orgasmo. Quemaré entonces los deseos, también olvidaré los malos momentos vividos y los errores cometidos habiendo aprendido de ellos, solo me queda perdonarme.



Para esta noche he preparado unas ensaladas con queso cremoso de cabra tibio, fruta fresca y frutos secos, hace veinticinco años que hago esta ensalada y es la única de verde que me inspira por la untuosidad del queso que todo lo inunda de sabor, un carpaccio de ternera y parmesano reggiano de entrante fresco y ligero, bien de limón kèfir sal y pimienta, la sencillez de unas tostaditas y su mantequilla y me siento pleno, fresco y dinámico para seguir comiendo, le doy a los embutidos ibéricos su espacio en los entrantes y los acomodo con pan con tomate y el aceite de Margalef que ya sabéis es de mi pueblo, uno de los mejores del mundo.



Me voy aligerando la ropa pues hoy cantamos, recitamos y en familia estamos celebrando como antaño, pocos y cercanos. Le doy caña al fuego y me lio, lio, lio, lio a rellenar calamares de una farsa de gambas y su jugo en dos salsas, apañado y coqueto me huele a mar esa americana de gambas, a Barceloneta y a familia, me huele a Serrallo, a amor marino. Unos dados de lomo de bacalao con pasas, avellanas, miel del Pere Pinyol, ajos y ralladura de tomate natural y a emulsionar, hacen de estos dados una catalana diferente, melosa y agradable al mezclar el dulce con la salazón.



Los valientes se atreven con el cabrito al horno, los golosos les dan a las crepes de fruta y chocolate y a la coca sanjuanera. Cavas de elaboración propia Lo Colomi, y a disfrutar la noche más corta del año. 



Solo toca despedirme de estas crónicas tan personalizadas de confinamiento agradeciendo a los lectores su paciencia. Será más reconfortante hablar de otros a los que visitaré desde ya mismo para que tengáis un verano lleno de Lugares concretos que visitar. Os deseo un mes de Julio tan maravilloso como ha sido este mes para mi. Voy desempolvando el coche y nos vemos por las carreteras.