ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
REST. BIO/ORGANIC
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMARomain Fornell, su receta maridada con el cava Gran Claustro de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Una copa con Concha Velasco [ Ir a LOS TEMAS ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Concha Velasco y Miquel Sen


Concha Velasco y Miquel Sen


Concha Velasco y la familia solá propietarios del restaurante Bodega Sepúlveda

Cuando Concha Velasco dijo, en aquel tiempo difícil llamado  posguerra, que quería ser artista, su padre, militar y su madre, maestra aceptaron sin vacilar. La niña, que se consideraba feúcha y acomplejada, a pesar de recibir a los 14 años una beca para estudiar danza  en Londres, inició en España una carrera imparable que la ha llevado a conseguir el Premio de La Academia de la Televisión a Toda una vida (2009).
Me encuentro con Concha Velasco en la Bodega Sepúlveda, de Barcelona, para tomar una copa y algo más. En pocos minutos repasamos una biografía que conozco desde la última vez que nos vimos. Son confidencias que dibujan el perfil de una mujer que ha sido icono en la España democrática, poseedora de las piernas más bellas y femeninas, desde los años de las chicas de la cruz roja, detentora de unos ojos que han llenado de reflejos el cine español.

MS: Concha, ¿Verdad que te gustan las lentejas?

CV: Si, mucho, bien guisadas, a pesar de que mi padre nos daba dos bofetadas, flas flas! a mi hermano y a mi si no nos las comíamos. Mi juventud, casi toda la de una generación, fue muy dura: dos cuartos con derecho a cocina, mi padre en Burgos, mi madre y yo en Madrid o de gira.

MS: Pero tu has vivido en Marruecos…

CV: Nací en Valladolid pero viví en Marruecos hasta los 10 años y me queda una gran afición por la cocina marroquí. Es excelente y puede resultar más compleja de lo que mucha gente piensa. Mira, acepto con gusto las lentejas, pero no me gustan las patatas estofadas.

MS: Concha, la infancia lo marca todo.

CV: Casi. Luego esta nuestra capacidad de reflexión. Pienso que ser feliz es muy difícil, casi imposible. Se es feliz a ratos.

MS: Un día, en tu hotel cuartel general de Barcelona, me dijiste que cuando representabas “Buenos días madre”, una obra en la que acababas con un tiro en la sien, te viste obligada a entrar en el mundo más oscuro.

CV: Acabar una representación, día a día, con un suicidio marca. Te obliga a pensar

MS: Ser Santa Teresa, también. Ríe Concha Velasco, con los ojos llenos de luces.

CV: Es que es un personaje que todas las actrices queremos hacer. Lo han hecho figuras impresionantes, como Aurora Bautista. Se lo debo a la directora Josefina Molina. Creo que ha sido uno de los papeles más importantes de mi carrera, en el que, me parece, doy distintas facetas. Claro que marca. De hecho todos los personajes que he realizado a lo largo de mi carrera, me han marcado.

MS: Son más de 100 películas y otras tantas obras de teatro. Creo que se impone brindar con cava.

CV: Me gusta el cava, pero debe ser  muy muy bueno. Si no encuentro este nivel prefiero el champagne. El champagne me gusta mucho.

MS: Un día me dijiste que, además de odiar los sofritos con pimentón, no te gustaban los bocatas de calamares, con lo que estoy deacuerdo, porque los bocatas de serrín son incomestibles. Preferías tomar leche condensada.

CV: Es el resultado de tantas giras. Los botes de leche condensada son limpios y se pueden tomar en cualquier parte.

MS: ¿En el camerino es mejor una copa?

CV: Después de la función, con la gente de tu entorno. El que es actor o actriz se intuye fácilmente. Con ellos puedo tomarme un whisky. Lo malo es que ahora se ha perdido por completo el respecto por la privacidad del camerino. La gente entra como si tal cosa.

MS: Se entiende el váyase a la mierda de Fernando Fernán Gómez.

CV: El enviado se lo había buscado concienzudamente. Últimamente, para que no me molesten digo que estoy meditando, concentrándome en mi personaje. Pero de hecho, escucho boleros.

MS: ¿Cómo te aprendes el texto?

CV: cada actor tiene su sistema. Yo lo escribo y reescribo mil veces.  Para memorizar mi papel en La  Señora me instalaba en el comedor privado de la Bodega Sepúlveda y allí escribía y escribía.

MS: Hay que celebrarlo. ¿Qué vinos bebes?

CV: Me gustan los de Ribera de Duero. Entre mis favoritos está un blanco poco conocido, el Viadero, de las bodegas Valduero. Es excelente. Lo pido por cajas en mi casa de Madrid.

MS: ¿Eres una mujer perfecta?

CV: No. Me horroriza fregar. A mí en casa me gusta cocinar y ver la tele haciendo punto. Es curioso pero mucha gente no sabe como somos las actrices en nuestra actividad. Concha Velasco haciendo punto y guisando. Ana Belén cosiendo a maquina. Le encanta.

MS: ¿Y que restaurantes frecuentas?

CV: Siempre me han gustado los restaurantes populares. Nada que objetar de los famosos. Pero, ya ves, estamos en la Bodega Sepúlveda. Me gusta Casa Lucio, dónde me gasté unos duros de los que gané con Las chicas de la cruz roja. También me compré un coche. Es una película en la que me veo muy bien, muy fresca. Me veo como si fuera otra y me gusta aquella Concha Velasco de hace tantos años. Otro restaurante que me gusta es Casa Nicolasa, el del chef Jose Juan Castillo de San Sebastián. Pruebo sus vinos, su merluza divina y estoy viéndome a mí, a mis padres, comiendo en aquellos salones. La gastronomía, los platos tiene algo de magia porque permiten la evocación, el recuerdo.

MS: Ahora empiezas un año de gira. Te quedara poco tiempo para cocinar.

CV: Siempre hay una escapada a Madrid dónde cocino para mi nieto y recupero conversaciones con los amigos. Luego, en las distintas ciudades en las que tendremos función ya me preocuparé de encontrar la cocina que me gusta. Por ejemplo, estas espardeñas a la plancha, con ajo y perejil solo se pueden comer en catalunya. Los chipirones son magníficos. Pero en Bilbao los preparan de otra manera. Ahora que lo pienso me gustan los garbanzos, la merluza y la cerveza fresca, al mediodía, los días de calor..

MS: Gracias Concha, me ofrezco como guía en otra ocasión.

Fotos Vicente Zambrano para gastronomiaalternativa