ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMACARRONES RELLENOS DE CARRILLERAS, LA RECETA DE LA XARXA, Y EL VINO FINCA GARBET DE PERELADA. POR MIQUEL SEN

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Otras voces, otros ámbitos [ Ir a EDITORIAL ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Si algo no me gusta del verano y las vacaciones es la afirmación, que se repite mecánicamente, definiendo este periodo  como un tiempo que sirve para desconectar. La misma idea de desconectar, con su carga médica de último momento en la UCI, es muy poco estética. De hecho, parece que nos obligue a entrar en un tiempo muerto, lejano a la realidad.
Lo positivo del verano es, probablemente, que por fin tenemos la posibilidad de mirarnos las cosas con una cierta distancia, lo que implica la relajación necesaria para establecer cambios en nuestro trabajo diario. Dentro de esta revista digital, los primeros días de distanciación nos han permitido valorar con alegría un tema importante: Yago Márquez, ganador del primer Concurso de Recetas Noveladas y cronista desde Shangai para esta web, ha recibido una oferta de una editorial para publicar las crónicas que nos hace llegar y que tienen a Dóbler como figura narrativa, un curioso personaje que recuerda algunos protagonistas de Truman Capote. La alegría es múltiple, porque su editor lo ha descubierto leyéndolo en esta revista, lo que confirma la buena elección, que hicimos hace dos años, limpia y sin manipulaciones, caso raro en los concursos y premios otorgados en el ámbito gastronomico  y literario.
También es una reflexión positiva y veraniega la idea de ampliar nuestro campo de cronistas a otros jóvenes que tienen el talento de explicar lo que comen y beben, su trabajo en cocinas y pastelerías, más alla del aburrido articulo divulgativo, con pinceladas de agar agar, es decir de empalagosos toques personales. Nuestro cronista de Lima, John Santa Cruz, un prestigioso periodista, nos esta enviando textos que dejan a las claras por dónde va la cocina peruana, lo que nos esta permitiendo saber de una de las gastronomías más interesantes, en un mundo lleno de cambios. Dentro de este capitulo de búsqueda de cronistas con estilo propio, hemos integrado a Pol, un muy joven e iconoclasta escritor repostero o repostero escritor, que tras recorrer muchas direcciones claves en el mundo dulce, ha recalado en Paris, en el mítico Fauchon.  Nos escribirá desde el corazón del croissant.
El impulso de los jóvenes me esta llevando a escribir unas memorias no muy breves sobre mis treinta años de experiencia en el mundo de la gastronomía, en las que no pienso olvidarme de nadie, sea para bien o para mal. Recordar la sabiduría inmensa de algunos chefs,  más la de  un breve número de escritores y las malas artes de  las víboras que en lugar de veneno tienen vinagre, es una actividad veraniega muy divertida, que me llena de felicidad. Mientras inicio este largo repaso, el efecto de distanciación vacacional me lleva a la búsqueda de un cronista de vinos con estilo personal e intransferible. No es fácil, porque un Yago Márquez no aparece cada día. Ahora bien, al margen de que a la vuelta del verano convocaremos el Tercer Concurso de Recetas Noveladas, si entre los lectores existe un santo bebedor que sepa explicarnos las glorias que se esconden en las copas, rogamos que se manifieste en nuestro correo.  Eso si, que tenga presente que esta revista no goza de las becas que se merecen nuestros articulistas.

Miquel Sen 19 de julio 2010

Ahora una canción. Curiosamente la letra es de Quevedo, al que me encontré ayer frente al Palau de la Música, desesperado, como yo, por los últimos desfalcos. Me dijo que  hace un tiempo se habia encontrado con Paco Ibañez y  le había prestado un poema que aun resuena en un edificio que ahora es doblemente simbólico. Una coincidencia.