ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMATORTILLA DE KOKOTXAS DE BACALAO, LA RECETA DE HADDOCK Y EL VINO NOMÉS GARNATXA BLANCA 2018

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Un siglo de las luces en la gastronomía [ Ir a EDITORIAL ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Primero Voltaire, luego Diderot y los demás redactores de la Enciclopedia llevaron las luces a un mundo dominado por el absolutismo y la brutalidad de la iglesia católica. Lo divertido de la aventura de Diderot consiste en que por primera vez en la historia de la humanidad, los oficios, las formas de trabajar, pasan a un primer plano. Paralelamente se descubre la posibilidad del dialogo entre iguales, una novedad en un mundo en el que desde el púlpito se marcaba con precisión lo que había que pensar.
Los nuevos medios de comunicación, es decir las redes sociales, tienen un punto de nueva Enciclopedia. De acuerdo en que por este espacio circulan rebuznos de gran calibre, pero, junto a ellos figuran infinidad de información de notable interés. Tal como sucedió en el Siglo de las Luces, en la red no hay maestros con capacidad de excomulgarnos, si no artífices de noticias que, reunidas por un Diderot, darían lugar a importantes fuentes de información. Dejando al margen aquellas que, realmente, pueden cambiar el destino de la humanidad y refiriéndonos únicamente al arte menor de la gastronomia, un trabajo enciclopédico seria mantener una información al día sobre todos los productos, ingredientes y platos que aun podemos disfrutar en un mundo en el que mandan y mandarán los grandes de la agroalimentación, capitaneados por los magos del azúcar, disfrazados todos de benefactores de la humanidad, gracias a los sobres repartidos entre los responsables de nuestra salut a nivel planetario.
A la espera de que en los congresos culinarios se adopten medidas democráticas que nos liberen de los discursos sin autentica participación pública ( prestar atención a la opiniones divergentes es la mejor manera de avanzar) , podríamos montar este mismo verano una enciclopedia que diera las pistas para divertirnos gastronómicamente. Se trata de llevar al siglo XXI aquel refrán que dice:

Si eres cabrito
mantente frito
si eres gato
salta del plato

Antiguo sistema para liberarse del gato por liebre, un vicio que tiene amplia repercusión nacional. En esta enciclopedia por escribir caben preguntas y respuestas del orden: ¿Tienen en el colmado de Tere Miravalles de Villaviciosa el fantástico queso Gamoneu, en su mejor versión?
¿Venden sidra con su punta de “estrellin” en El Gobernador? ¿Dónde encontrar pan de verdad, de trigo duro, recolectado en tierras andaluzas o castellanas? ¿Cuáles son las buenas direcciones para comprar butifarra dulce en Girona?
Sería un sistema de información sobre el producto más autentico, que no tiene que ser sinónimo de caro. En resumen, tendríamos un mapa ajustado día a día del gusto de España que lo mismo hubiera gustado a Diderot, aquel que hizo del oficio una referencia universal. Lo malo es que, evidentemente, nos falta un Diderot, capaz de coordinar tan sabrosa y útil información.

Miquel Sen