ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMATRINXAT DE MAR Y MONTAÑA, LA RECETA DE LA TAVERNA DEL CLÍNIC Y EL VINO CHIVITE COLECCIÓN 125 BLANCO.

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

EL VODKA
Por Javier de las Muelas
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Javier de las Muelas: Javier de las Muelas está considerado uno de los más prestigiosos cocktailman al nivel mundial. Se inició en el mundo de la coctelería hace 30 años creando sus Gimlets, lugares de referencia en Barcelona, como otros locales míticos de su propiedad, entre ellos Dry Martini, reconocido internacionalmente como uno de los 10 mejores bares del mundo. Creador de una nueva línea de coctelería, es colaborador del diario La Vanguardia. Desde 2002 aloja en su almacén el restaurante clandestino Speakeasy, un reservado que recoge el espíritu de aquellos locales clandestinos que surgieron en las principales ciudades norteamericanas en los tiempos de la ley seca.


El vodka es un aguardiente destilado muy parecido al agua, carece de color, de aroma y gusto definidos, pero con gran contenido alcohólico, su graduación va del 35 al 50%, aunque puede llegar en ocasiones hasta el 80% como algún vodka polaco. En los países eslavos vodka es el término genérico para designar cualquier bebida blanca destilada. Inicialmente en la Edad Media tanto en Polonia como en Rusia se destilaba a partir de patatas y con fines medicinales. Los primeros elaboradores fueron monjes -a los que hemos de agradecer productos memorables- y es en el siglo XVIII cuando las fórmulas celosamente guardadas por ellos llegan a los campesinos y su consumo se populariza. La Revolución Rusa en 1917 conlleva que miles y miles de nobles y príncipes tengan que huir al extranjero, principalmente a las grandes capitales europeas: Berlín, Londres, París.... y más tarde New York. Los rusos llevaron consigo, aparte de sus nostalgias o por ello, su agua. El gran boom de todos modos se produce al finalizar la Segunda Guerra Mundial en que llega al gran público, sobretodo norteamericano. En la actualidad se obtiene de la uva o diversos cereales que puedan fermentar.
El vodka es destilado del mismo modo que la ginebra a muy alta concentración alcohólica y rectificado; la mayoría de elaboradores adquieren alcoholes neutros previamente destilados y purificados. En los últimos años han aparecido muchos vodkas con aromas e incluso se ha recurrido al color y a maceraciones para crear nuevas gamas de sabores. Hoy en día el principal elaborador de vodka, aunque parezca extraño, son los EEUU y después del  whisky es el licor más vendido del mundo. Hay grandes vodkas, pero para mí ninguno como Grey Goose, curiosamente nacido en Francia, su destilación y pureza son de una extraordinaria calidad.
El gran éxito del vodka se debe, a que al no tener prácticamente aroma y sabor potencia los otros componentes de los combinados.
Grandes cocktails elaborados a base de vodka son: Bloody Mary, Bull Shot, Balalaika, Blak Russian y, el Screwdriver o destornillador.
Sustituye de buen grado a la ginebra en el Dry Martini; así lo toma en ocasiones James Bond y, es la mejor compañía para acompañar manjares como: arenques, salmón ahumado y el excelso caviar.

Levanto mi vaso de vodka. Na zdorovie!
 

JAVIER DE LAS MUELAS


  BALALAIKA


Es uno de mis clásicos favoritos. Es una combinación clásica de la década  de 1930 cuando a los cocktails con vodka se les bautizaba con nombres rusos para hacer honor a su país de origen. Una balalaika es un pequeño instrumento musical, como un banjo de tres cuerdas, que acompaña las melancólicas canciones del folclore ruso.
En Gimlet y Dry Martini lo preparamos en coctelera con abundante hielo. Servimos 2/4 de vodka Grey Goose, ¼ de Grand Marnier Amarillo y ¼ de zumo de limón, batimos durante unos quince segundos y servimos en copa de martini adornándolo con una sugerente guinda verde.

JAVIER DE LAS MUELAS

 


BALALAIKA