ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMACARRONES RELLENOS DE CARRILLERAS, LA RECETA DE LA XARXA, Y EL VINO FINCA GARBET DE PERELADA. POR MIQUEL SEN

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

GIMLET. EL PRINCIPE
Por Javier de las Muelas
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Javier de las Muelas: Javier de las Muelas está considerado uno de los más prestigiosos cocktailman al nivel mundial. Se inició en el mundo de la coctelería hace 30 años creando sus Gimlets, lugares de referencia en Barcelona, como otros locales míticos de su propiedad, entre ellos Dry Martini, reconocido internacionalmente como uno de los 10 mejores bares del mundo. Creador de una nueva línea de coctelería, es colaborador del diario La Vanguardia. Desde 2002 aloja en su almacén el restaurante clandestino Speakeasy, un reservado que recoge el espíritu de aquellos locales clandestinos que surgieron en las principales ciudades norteamericanas en los tiempos de la ley seca.


Gimlet era una herramienta (barrena de mano) que se usaba para hacer agujeros en la madera, y que en las tabernas se utilizaba para agujerear los barriles.
El Gimlet como creación licorera fue introducido en la Armada Británica para ayudar a los marines a combatir el escorbuto producido por la carencia de vitamina C. Un oficial cirujano sir Thomas D. Gimlette, miembro de la marina británica desde 1879 hasta 1913, fue quién tuvo la idea de hacerles tomar esta mezcla de jugo de lima azucarado y ginebra.
A mí me gusta esta proporción: 2/3 de Bombay Sapphire, 1/3 de cordial de lima Rose´s; preparado en vaso mezclador con mucho hielo y servido en copa de cocktail con guinda verde. Así es como lo preparamos en el Gimlet Cocktail. Bar.
El escritor Raymond Chandler, y su Philip Marlowe es uno de los grandes embajadores de este cocktail tan especial para mí.

JAVIER DE LAS MUELAS

EL GIMLET

.
Hoy me van a permitir que les hable de algo muy personal. De mis orígenes en la cultura del Cocktail.
La primera vez que llegué al barrio de la Ribera fue gracias a Arturo Mijangos, valedor junto con su hermana Pilar, de todo lo más moderno que se cocinaba en Barcelona, ellos fueron los creadores del Autocine en la Autovía de Castelldefels, de los Mercadillos de Balmes y  Puertaferrisa. Allí me hizo conocer un bar llamado Berimbau, con una maravillosa y repetitiva música; siempre las mismas canciones del gran Vinicius de Moraes y sus parceros Toquinho, María Betaña, Badem Powell.
Berimbau y el barrio de la Ribera se convirtieron para mí en un punto de encuentro. Nunca ha habido unos bares como los que hubo en esa época; oferta original, no copiada. Cada bar era diferente: Zeleste, Rodri, La Palma, Aquilino, el Pep, la Lola, el Born, Zócalo,  Miramelindo,  Xampanyet...
Es en esa época, a finales de la década de los 70, cuando en una Barcelona efervescente, el barrio de la Ribera es ocupado por artistas, creativos y gentes de la farándula con una forma de entender la vida muy especial. Todo era pasión y ofrecimiento. La nada se comparte fácilmente.
El nombre Gimlet recuerdo haberlo elegido por su musicalidad y fonética. Sin medios económicos, pero con ilusión me embarqué en aquella aventura, El 31 de Diciembre de 1979, pocos minutos antes de las campanadas, abrimos sus puertas. No teníamos tarima, ni taburetes, ni uniformes. Aire acondicionado ni pensarlo, era un lujo. Oficiábamos con una coctelera atascada, que para poder abrirla y lavarla después de usarla debíamos envolverla en una toalla y golpearla en el suelo. Tras estos primeros días y ya con algo de dinero fui adquiriendo todo lo que nos faltaba. Las chaquetillas blancas, clásicas de ayudante de barmen, con sus relucientes botones dorados causaron conmoción. Algunos “profesionales” de toda la vida nos dieron la espalda y nos miraban de arriba a abajo, no entendían que jóvenes inexpertos tuvieran en su trabajo tanta aceptación. El secreto no era otro que la ilusión, el aprender y el cariño con el que atendíamos a nuestros feligreses. Fuimos queridos y quisimos a parroquianos diversos: Nuria Ribó, Eduardo Mendoza, Miquel Barceló, Carles Riart, Xavier Mariscal, Montesol…
Y siempre la música. Fundamental en mi vida: Ramones, Clash, Devo,Talking Heads, Pretenders, B-52’S, Secretos, Radio Futura.... Siempre algún tema de Sisa, Gato Pérez, Julio Iglesias y mi canción favorita: “Para tí” del grupo Paraíso. Muchas parejas, surgieron del Gimlet. Siempre intentábamos y con éxito, que la chica en lugar de un refresco se deleitara con un cocktail. Cuando pedían el tercero sabíamos que la película tendría un buen final.
En 1982, inaugurábamos el Gimlet de Santaló.
Gracias por haberme permitido hablarles de mis primeros pasos como barman.

A mi amigo José Campos -con el que compartí el oficiar- que está en los cielos.


JAVIER DE LAS MUELAS



 


JAVIER DE LAS MUELAS