ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMasqueta d arròs, la receta de Ca l Eulàlia, y el vino Chivite Las Fincas Rosado. Por Miquel Sen

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

HUMPHREY BOGART, Dry Martini y GIBSON
Por Javier de las Muelas
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Javier de las Muelas: Javier de las Muelas está considerado uno de los más prestigiosos cocktailman al nivel mundial. Se inició en el mundo de la coctelería hace 30 años creando sus Gimlets, lugares de referencia en Barcelona, como otros locales míticos de su propiedad, entre ellos Dry Martini, reconocido internacionalmente como uno de los 10 mejores bares del mundo. Creador de una nueva línea de coctelería, es colaborador del diario La Vanguardia. Desde 2002 aloja en su almacén el restaurante clandestino Speakeasy, un reservado que recoge el espíritu de aquellos locales clandestinos que surgieron en las principales ciudades norteamericanas en los tiempos de la ley seca.


A principios del siglo XXI, el American Film Institute publicó los resultados de una encuesta realizada para determinar quiénes eran las mayores estrellas de la edad de oro del cine. Encabezando la lista en el número uno estaba Humphrey Bogart.
Nacido en el seno de una acomodada familia neoyorquina, de padre médico y madre brillante pintora, Bogart solía llevar la gabardina desabrochada, atada tan sólo con el cinturón y un sombrero flexible, de gesto casi siempre amargo –aunque en realidad sabíamos que era acogedor- cuando sonreía sólo movía el labio inferior. Era duro, directo y asumía riesgos.
Bogart se casó con cuatro mujeres a lo largo de sus cincuenta y siete años, todas ellas actrices: Helen Menken (1.926), Mary Philips (1.928), Mayo Methot (1.938) y, en 1.945 Lauren Bacall, su gran amor.
El matrimonio Bogart-Methot fue tormentoso, “Los vecinos se iban a dormir acompañados por la música de platos y copas rompiéndose”, dijo una vez Dorothy Parker.  Methot que era muy celosa hizo que un detective siguiera a Bogart, pues estaba segura de que éste tenía una amante, Bogie se dio cuenta de que le estaban siguiendo y llamó a la agencia de detectives: “Hola soy Humprey Bogart”, dijo “Tienen ustedes a un hombre siguiéndome. Serían tan amables de contactar con él para decirle donde estoy”.
Bogart conoció a Betty Bacall saliendo de la oficina del director Howard Hawks cuando ella acababa de hacer una prueba. Bogart siempre decía “Soy un hombre de una sola mujer y siempre lo he sido. Supongo que estoy chapado a la antigua”.
Logró su primer éxito cinematográfico con “El bosque petrificado” (1.936) donde interpreta a un mafioso bebedor de martinis. Se cuenta que Bogart era un gran bebedor, pero Nunnally Johnson –guionista de Las uvas de la ira e íntimo de Faulkner- piensa de otra manera. “No creo que Bogie bebiera tanto como él quería hacer creer. No podría haber sido tan bueno en su trabajo si hubiera bebido tanto como se decía”.
Pero sí que bebía. Autor de frases como: “Me parece que el mundo entero lleva tres copas de menos” o “Nunca debí cambiar el escocés por los martinis”, para Joseph L. Mankiewicz, que lo dirigió en “La condesa descalza” (1.954), la rudeza de Bogart era una fachada, tenía una coraza protectora de aparente indiferencia y le gustaba hacerse el duro, mientras hablaba por la comisura de los labios, pero en realidad era un sentimental
Le encantaba navegar y lo hacía en compañía de sus amigos, tomando Drambuie mientras jugaban al dominó. Amigo de sus amigos creó el genuino Rat Pack (la banda de las ratas). 
Ya enfermo Bogie y siempre acompañado por  Bacall, Truman Capote fue a verlo en varias ocasiones; contaba que se sentaba mientras esperaba que le trajesen su martini. Sólo le permitían uno o dos. Y así era como solía encontrárselo, fumando y dando un sorbo a su martini.
Quiero imaginármelo en el paraíso, sentado a la barra del Rick´s Café, bebiendo un martini doble y escuchando tocar el piano a Sam.


Javier de las Muelas

GIBSON

Es una sutil versión del Dry Martini, donde la aceituna es sustituida por dos globosas y deliciosas cebollitas. Año 1940, Mr. Charles Dana Gibson célebre ilustrador de revistas y creador de las chicas Gibson precursoras de las pin-up, arquetipo de mujer norteamericana que combinaba decencia y picardía, bebía su diario martini en el Player´s Club de New York. Un día, al barman Charley Connolly se le acabaron las aceitunas y sabiendo del mal humor que gastaba Mr. Gibson pensó con qué sustituirlas, algo pequeño, con buena imagen, con sabor... ¡Ya lo tengo, unas cebollitas en vinagre serán el mejor sustituto!, se dijo.
Se prepara en vaso mezclador con abundante hielo: copa helada de ginebra Bombay Sapphire y caricias de Martini seco. Removemos durante quince segundos y servimos en copa de cocktail añadiéndole con delicadeza y ternura las dos cebollitas.


JAVIER DE LAS MUELAS
Dry Martini Bar
Barcelona