ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMATRINXAT DE MAR Y MONTAÑA, LA RECETA DE LA TAVERNA DEL CLÍNIC Y EL VINO CHIVITE COLECCIÓN 125 BLANCO.

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

El cocktail MANHATTAN y JACK DANIEL’S Nº7. UN ICONO
Por Javier de las Muelas
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Javier de las Muelas: Javier de las Muelas está considerado uno de los más prestigiosos cocktailman al nivel mundial. Se inició en el mundo de la coctelería hace 30 años creando sus Gimlets, lugares de referencia en Barcelona, como otros locales míticos de su propiedad, entre ellos Dry Martini, reconocido internacionalmente como uno de los 10 mejores bares del mundo. Creador de una nueva línea de coctelería, es colaborador del diario La Vanguardia. Desde 2002 aloja en su almacén el restaurante clandestino Speakeasy, un reservado que recoge el espíritu de aquellos locales clandestinos que surgieron en las principales ciudades norteamericanas en los tiempos de la ley seca.


JACK DANIEL’S Nº7. UN ICONO
 
Ésta es la historia de un auténtico símbolo creado en una pequeña población norteamericana del estado de Tennesse: Lynchburg. 
¿Quién no ha visto a cantantes de rock o motoristas con sus flamantes Harley’s, con una botella de Jack Daniel’s en la mano?
En 1866 el joven Jack Newton Daniel, descubre las excelentes cualidades del agua de un manantial que un pastor luterano utiliza para destilar; le compra la propiedad y allí construye la que sería oficialmente la primera destilería legalizada de los EEUU. Jack Daniel mezcló el agua con granos de maíz, cebada y centeno molidos y seleccionados previamente; tras unos días, cuando la masa resultante hubo fermentado la destiló en sus alambiques de cobre y obtuvo la base de su whiskey. Más tarde, para suavizarlo, lo filtró gota a gota a través de carbón de arce triturado, dejándolo madurar en barriles de roble blanco chamuscados, para de esta forma adquirir un color, un aroma y un sabor característico.
El primer secreto guardado celosamente por Jack fue el agua, para su whiskey utilizaba un agua purísima, sin minerales. Los trabajadores de la destilería no entendían que su patrón filtrara el whiskey sólo con carbón de arce duro, Jack Daniel había descubierto que otro carbón menos resistente se convertía en cenizas.
Un día de la primavera de 1904, Jack Daniel desapareció. Había decidido con el máximo sigilo presentar su whiskey en la Feria Mundial de St. Louis, donde competiría con las marcas más acreditadas. A su regreso, esta vez ya sin misterio, mostró satisfecho a sus conciudadanos de Lynchburg, la primera medalla de Oro que Jack Daniel’s había obtenido.
Aún hoy día, los troncos son trasladados desde las colinas hasta la destilería, allí se cortan en tablones, se apilan para ser quemados lentamente al aire libre, al mismo tiempo que se rocía con agua la madera para que no se queme excesivamente. El carbón  que se obtiene, se tritura y se introduce en barricas de madera, que servirán para filtrar y purificar el whiskey muy lentamente, gota a gota restándole aspereza.
Mientras el whiskey madura y envejece en los barriles durante un mínimo de 4 años, se produce un fenómeno curioso, cuando llega el verano la madera del barril, chamuscada en su parte interior, se dilata y el whiskey penetra poco a poco en ella. El frío del invierno invierte el proceso y lo vuelve a expulsar, consiguiéndose de este modo que el whiskey gane en cuerpo y color.
No se sabe a ciencia cierta porqué en la etiqueta de Jack Daniel’s aparece el Nº 7. Hay quien dice que era el número de la suerte de Jack, otros afirman que se trata de su séptima fórmula y aún hay quién dice, que un jefe de almacén marcó una partida de whiskey con el Nº 7 para identificarlo en sus libros de contabilidad. Lo cierto es que desde aquella época, la gente empezó a escribir a la destilería pidiendo más del Nº 7.
 
JAVIER DE LAS MUELAS

MANHATTAN.

Lo prepararemos en Vaso Mezclador con abundante hielo cristalino:
2/3 de Jack Daniel´s
1/3 de Martini Rojo
1 Golpe de Angostura
Removemos durante 15 segundos y servimos en copa de cocktail, adornándolo con una guinda roja
Nació en 1886 en Nueva York, como creación de un barman del Manhattan Club, cuando Jenny Churchill –americana de nacimiento- madre de Winston Churchill, organizó una fiesta en honor de un amigo de su padre: J. Tilden, tras ser elegido gobernador de New York.
El más famoso de los cócktails a base de whiskey, viene a ser para el whiskey lo que el Dry Martini para la ginebra. Debe ser transparente como un cristal y helado como un témpano.

JAVIER DE LAS MUELAS