ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAQuim y Yuri, de El Quim de la Boqueria y su receta maridada con Priorat Cruor 2015

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Las cabras felices de Martí
Por Toni Gerez
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Toni Gerez: Originario de la población gerundense de LLança, Toni Gerez tiene una larga trayectoria gastronómica influenciada por la actividad de chef de su padre. Con Paco Perez, del restaurante Miramar, abrió el restaurante L’Orada. Seguidamente se incorporó a El Bulli, dónde estuvo 12 años, inicialmente como camarero y posteriormente como sumiller y maître, colaborando a la máxima gloria de este establecimiento. Fruto de esta experiencia, fundó junto a Juli Soler, Ferran Adrià y Xavier Sagristà el Restaurante Hotel Mas Pau, del que fue director, sumiller y jefe de sala, manteniendo una estrella Michelin durante 20 años. Maestro indiscutible en la cata de vinos y quesos, dirige el Castell Perelada Restaurant.


En la comarca del Pla de L´Estany, se encuentra un pueblecito, Terradelles, perteneciente al municipio de Vilademulls,  de poco más de 35 habitantes, ahí descubrimos Mas Alba, una Masia dedicada a la elaboración de quesos, cuidado de las tierras, cría de cabras y turismo rural. El alma de este proyecto es Martí Huguet, un personaje carismático, entre “filósofo, hippie y pagès”, que transmite pasión por su tierra y su rebaño de cabritas. Un hombre feliz, creador de unos quesos maravillosos desde el año 2008. 


Habíamos probado sus quesos y enamorados de tan sublime producto decidimos hacerles una visita para empaparnos de su quehacer diario.


Al llegar nos invitaron a saludar el rebaño de cabras de raza murciano granadina, unas cabras preciosas, negras azabache, vimos como las alimentaban con hierbas frescas producidas en la misma propiedad, seguidamente les abrieron la puerta de la zona de ordeño y ellas mismas sin decirles nada se fueron hacia la puerta y empezaron a colocarse para ser ordeñadas; al preguntarle al amigo Martí, nos comentó que después de ser ordeñadas les alivia y se quitan un peso de encima, después ellas mismas salen de nuevo al corral.


Las cabras viven en semi libertad a 300 metros de la masía, disponen de mucho espacio para correr, saltar o simplemente sentirse libres. Como os comentaba la alimentación de las cabras es totalmente fresca, hierbas frescas y aromáticas, cultivadas en los campos alrededor de la Masía. Gracias a esta alimentación disponen de una leche de gran calidad, imprescindible para conseguir los magníficos quesos que realizan. La leche de cabra tiene muchas propiedades beneficiosas para el ser humano, es una gran fuente de proteínas y aminoácidos esenciales además de múltiples vitaminas, muy digestiva y sabrosa.


Martí nos enseñó su obrador ubicado en la Masía Mas Alba, un espacio de cuaje y moldeado de los quesos, una cámara de maduración y bajamos por una escalera estrecha metálica a una cueva natural subterránea de varios metros de profundidad (sirvió de refugio antiaéreo durante la guerra), con temperatura constante de unos 14º en ella madura uno de sus quesos estrella, el “Terros”.


La Masía del siglo XVIII es preciosa, la mayor parte de los espacios se utilizan para alojamiento rural, dispone de unas 6 habitaciones, comedores y espacios de recreo y combinan el alojamiento con actividades relacionadas con los quesos: visitas, degustaciones, ordeño, etc


 

LOS QUESOS


Aquí os explico los quesos que probamos. Como Martí nos comenta, sus creaciones son el reflejo de sus tipologías preferidas:  tipo Epoisses, lácticas, brie, torta, compte, etc. 

Empezamos la degustación con el “Petitot”, pasta tierna, corteza rugosa enmohecida natural, sabor suave, láctico y salino, aromas a frutos secos.


 Después el “Pla” un queso de tipología brie, pasta cremosa, corteza florecida natural penicilium candidum, sabor intenso y fresco, aromas de setas.


Seguimos con el “uf” un queso de corteza lavada con cerveza, pasta blanda y pegajosa, sabor a frutas y cerveza, aromas de torrefacto.


El “Cremos” un queso de tipología torta, pasta blanda casi líquida, sabor herbáceo y amargo quizás debido al cuajo vegetal, aromas de sotobosque y champiñones.


Finalizamos con el “Terros” un queso de pasta cocida, corteza cepillada natural, un año de maduración en cueva, sabor intenso y fresco, aromas de tierra y cueva.


Acompañamos los quesos con distintos vinos naturales del Empordà; Martí es un apasionado de los vinos bio.


Os recomiendo poder disfrutar de la experiencia de descubrir Mas Alba, sus quesos y conocer a Martí, que os transmita su buen hacer y pasión por la vida de pagès.


MAS ALBA

MAS HUGUET

17468 TERRADELLES  

GIRONA