ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMACARRONES RELLENOS DE CARRILLERAS, LA RECETA DE LA XARXA, Y EL VINO FINCA GARBET DE PERELADA. POR MIQUEL SEN

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Visitando una bodega de ensueño
Por Toni Gerez
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Toni Gerez: Originario de la población gerundense de LLança, Toni Gerez tiene una larga trayectoria gastronómica influenciada por la actividad de chef de su padre. Con Paco Perez, del restaurante Miramar, abrió el restaurante L’Orada. Seguidamente se incorporó a El Bulli, dónde estuvo 12 años, inicialmente como camarero y posteriormente como sumiller y maître, colaborando a la máxima gloria de este establecimiento. Fruto de esta experiencia, fundó junto a Juli Soler, Ferran Adrià y Xavier Sagristà el Restaurante Hotel Mas Pau, del que fue director, sumiller y jefe de sala, manteniendo una estrella Michelin durante 20 años. Maestro indiscutible en la cata de vinos y quesos, dirige el Castell Perelada Restaurant.


En un lugar del Priorato, de cuyo nombre en breve os hablaré, Jordi Alentorn, un personaje singular, con un amor incondicional por su tierra, cuida y mima sus viñedos, consiguiendo unos vinos de un increíble carácter y personalidad.

El origen de la D.O.Q. Priorato nos traslada al siglo XII, donde unos monjes de la orden de la Cartoixa construyeron un monasterio y fundaron la primera Cartuja de la Península Ibérica, durante más de siete siglos poblaron la región, construyeron molinos, difundieron el trabajo de las viñas, incluso el Prior ejercía de juez, de ahí el nombre de Priorato.

El nombre del monasterio “La Cartuja de Escaladei” significa escalera de dios.

Los monjes trajeron de la Provenza los conocimientos y las técnicas necesarias para la viticultura como la conocemos hoy en día. Empezaron a vinificar en el mismo monasterio.

Ubicado en una región montañosa, por un lado, el macizo del Montsant; y por otro, la sierra de la Figuera. Una tierra de extremos, veranos secos y calurosos e inviernos extremadamente fríos.

Predominan los vinos tintos de uvas centenarias de garnacha y cariñena, vinos de color granate con aromas intensos, de alto grado alcohólico, carnosos y rotundos.

Vinos de terruño con una gran personalidad.

Visitamos la bodega Casa Gran de Siurana, ubicada en la antigua cooperativa de Bellmunt del Priorat. Nada más llegar conocemos a Jordi, un personaje peculiar, un hombre de campo nacido en esta región. Desborda pasión por su tierra, las personas que la forman y sobre todo sus viñedos, los cuida con mimo y pasión, agricultura de biodiversidad. Cuando hablamos de vinos con él, se le iluminan los ojos, como un niño con zapatos nuevos. Nos indica su vehículo todo terreno y disparados hacia las viñas, subimos por pendientes casi verticales, mejor no mirar hacia abajo porque la sensación de vértigo no te la puedes quitar. Toda la montaña está dividida en terrazas donde cultivan las vides, Jordi ha estudiado las montañas creando desniveles para que se puedan aprovechar las aguas de lluvias y no estropeen los bancales y terrazas, que circulen sin crear erosión, de esta manera todo son virtudes.

Os quiero hablar de dos terroirs totalmente diferentes de donde provienen los vinos de esta sorprendente bodega, 10 hectáreas situadas a la izquierda del rio Siurana a su paso por la antigua residencia de los monjes de voto de silencio. La Casa Gran de Siurana, suelo rojizo de limo y arcilla con predominio de sedimentos fluviales, en ella están plantadas principalmente las variedades de cabernet sauvignon, cabernet franc, syrah y merlot, Todas variedades foráneas para completar diferentes coupages. Viña emparrada, recogida a mano en pequeñas cajas.

El otro terroir La Fredat, finca montañosa que se cultiva en terrazas de grandes pendientes o desniveles, donde todo el trabajo de viña, desde el cuidado de la viña, podas o recogidas se tiene que hacer a mano y sin posibilidad de maquinaria.

Suelo de licorella y pizarra, terreno también muy pedregoso y salvaje. Las variedades que se cultivan son la garnacha y la cariñena.

Volvemos a la bodega, nada más entrar encontramos varios fudres de madera para la fermentación y maceración de los vinos, también depósitos de acero inoxidable, los techos de vigas de madera y tejas, paredes de piedra, se respira los aromas de vino y sosiego.

Bajamos por unas escaleras metálicas a los antiguos lagares “pintados de color amarillo”, hoy reconvertidos en espacios donde guardar las botas de roble francés donde envejecen sus vinos, lugar ideal por disponer de una temperatura baja todo el año, sin oscilaciones.

Aquí, Jordi nos presenta a Anna Gallisà, la enóloga de la bodega, ella nos explica cada uno de sus vinos, tiempos de maceración, tiempos de envejecimiento en botas etc., seguidamente empezamos a probarlos.

Os comentare dos de ellos. La Fredat, garnacha tinta 100% un vino equilibrado, elegante, notas frutales con mucho frescor, una maravilla. También Gran Crúor selección cariñena un vino como su nombre indica de uva cariñena 100 %, maceración y fermentación durante 28 días en fudres de madera con trabajo de removido y chafado, envejecido 16 meses en barricas nuevas de roble francés, un vino de marcada personalidad, corpulento, fruta negra muy especiado y balsámico, fresco y goloso, otro caramelo de esta fantástica bodega. Otros de sus vinos son: GR 174, Crúor, Gran Crúor.

Después de esta notable cata de vino con Anna, nos acompañan a la fonda Cal Quel, una casa de comidas, de cocina familiar- tradicional, oficiado por dos cocineras bien experimentadas.

Como anécdota fijaros en las cazuelas que usaban, limpias, impolutas, todo elaborado con una cocina de carbón y leña.

 

Nos hemos sentido mimados como en casa. Las cocineras salían a ver si te habías comido el plato y vigilaban que no dejaras nada, o para saber tu opinión, si te gustaba, ¡a repetir!

 

Amigos tenéis que visitarlo: aprovechar un día, visitar la bodega y comer en la Fonda Cal Quel de Bellmun del Priorat. Disfrutareis de un día perfectoooooo.

 

Bodega Casa Gran del Siurana

Carretera de la Mina, s/n,

Bellmunt del Priorat,

Tarragona

932 23 30 22

http://www.casagrandelsiurana.com/es/

 

Fonda Cal Quel

Carrer la Creu, 1,

Bellmunt de Priorat

Tarragona

977 83 02 77