ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMARabo de buey con cigalas: la receta de Can Pineda y el vino Finca Garbet de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Restaurante recomendado

Cadaqués. La cocina más marinera del grupo Sagardi

Reina Cristina, 6 · Barcelona · Telf. (+34) 93 268 70 33

Norte Restaurante Barcelona [ Ir a RESTAURANTES ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Norte amplía sus horarios a partir del jueves 14 de febrero: de lunes a viernes de 8 de la mañana a 11 de la noche. A partir de ahora ae puede venir a desayunar, a comer, a merendar, a tomar unas cañas y a cenar.
La nueva oferta de meriendas constará de cruasanes, brownies de chocolate caseros, magdalenas integrales, leche frita, chocolate con melindros (bizcochos de soletilla), cafés, infusiones y zumos. Además, durante todo el día, se puede disfrutar de los postres que estén en carta en cada momento (ahora mismo Canutillos rellenos de crema, Tatin de manzana y canela y Conguito de chocolate).
Para las cañas o vinos de la tarde y cenas habrá una oferta que variará con los productos de temporada. La primera carta de tardes-noches incluirá algunos clásicos como Croquetas de Jarrete, Soldadito de sardina ahumada 000, Quesos artesanos o Hamburguesita de Faisán con cebolla caramelizada y rúcula. Además, se añadirán nuevas referencias como las Patatas Bravas de Norte.
La oferta de desayunos y comidas se mantiene como hasta ahora. Por la mañana, desde las 8, : sándwiches; tortilla de patata; bocadillos; cruasanes normales o a la plancha; tostadas de pan de molde a la plancha; mermeladas caseras; huevos de Calaf en sus diferentes versiones; cafés; tés e infusiones. A partir de las 13:15, la carta de comidas continuará ofreciendo los platillos y medias raciones clásicas de Norte.

Mi artículo de una visita a este pequeño establecimiento lleno de grandes sabores y buenos precios.

El Ensanche barcelonés está ganando adeptos al buen comer gracias a la apertura de restaurantes llevados por jóvenes de extensos conocimientos culinarios. Es el caso de Eduard Arola, o de este nuevo Norte, gestionado por Lara Zaballa, Maria Gonzalez y Fernando Martínez- Conde Revuelta, una filósofa, una historiadora del arte y un periodista. Son gente activa que decidieron ejercer en la restauración, aprovechando su evidente nivel intelectual, puesto al servicio de un proyecto atractivo.
Norte es un restaurante-bar de almuerzos, minúsculo, justo seis mesas, un altillo y una terraza, en la que se plantea una carta regida por el sentido común del buen gusto. Una gama de sabores en la que se aprecia el origen geográfico del equipo, Bilbao, Vigo, Burgos, un norte más propicio al guisado que al salteado, de cocciones más largas que las que da el fuego vivo de un romesco del Serrallo.
En este espacio decorado en blanco, lo que evoca el magisterio estético y gastronómico de Leopoldo Pomés, el de Flash- Flash, vamos a comer muy bien, a unos precios ajustados al céntimo. Son medias raciones generosas, pensadas para poder probar de todo, sabiendo que la totalidad de la oferta es tentadora. Arranca con unas aceitunas sevillanas Gordial suavemente aliñadas, servidas junto al buen pan que elabora el Forn de la Trinitat, un picoteo que sirven en todas las mesas. Mientras  tanto podemos elegir entre platos de una carta concreta y exquisita, a unos precios que se mueven sobre los 7,50 euros, al margen de las croquetas, a 1,50 euros la unidad y los soldaditos de sardina ahumada, que también se pueden pedir de uno en uno, a 2,50 euros el soldado. Agradable bocadito, potenciado por una buena y abundante mantequilla que suaviza la sardina ahumada. El no tener miedo a la mantequilla también  es un distintivo de los cocineros del norte.
Rica la croqueta de jarrete guisado, servida a temperatura elevada, poderosa, bien redonda y frita. Una aproximación positiva a una cocina sabrosa, sin gestos tecnológicos innecesarios. Cuadra con el vino de la casa, un tinto del Montsant, Joan d’Anguera 2011 un  coupage del 60% de syrha y 40% de garnatxa. Tiene acidez y vivacidad. Mi elección de un único vino ha dejado para otra ocasión el Menganito, un verdejo de la D.O Rueda, dentro de una carta corta, pero muy interesante dado que la mayoría de propuestas corresponden a vinos ecológicos o biodinámicos, posibles alternativas a un syrha de la Côte Rôtie, una incursión a 20 euros en la patria de la variedad mencionada.  Esta preocupación por los vinos naturales esta dentro del criterio que hace que en Norte solo trabajen con verduras e ingredientes ecológicos y de temporada.
La veloz Maria González, actuando como maître ,somelier y camarera nos indica cual es el plato del día, que  en el de mi visita correspondía a un arroz. Es una oferta en continua variación que siempre cuesta lo mismo, 6,50 euros. No obstante su atractivo, la carta planteaba por uno euro más unos calamares encebollados, un plato muy de mi gusto por el que me decidí, convencido de que estaría cocinado potenciando la suavidad del guiso, según tradiciones del norte y porque no, de otras cocinas en las que ha trabajado el equipo de Norte, Neichel y Moo entre otros. Sin exceso de sal, ni fumet de maquillaje, eran un sabor puro, con la pirueta catalana de un bastoncito con alioli.
Me tentaba el secreto de cerdo iberico con manzana y piparra, pero opté por un guiso de cuchara, unas carrilleras de ternera con dos guarniciones, puré de garbanzos y cuscús. Un plato que no es para fotografiar, si no para comer placenteramente, con un cuscús suelto, como debe ser. Me hizo olvidar del pescado del día, a pesar de que era rodaballo acompañado de un puré de chirivía y calabaza al horno .
Detalle de buena practica gastronómica, la carta de Norte plantea un surtido de quesos artesanos afinados por Ardai. Buena selección, con un Ronda de leche de cabra de corta  curación, un Saint Felicien suavemente explosivo y uno de Zamora, de leche de oveja,  de ajustado envejecimiento. Muy bien presentados, tienen el contrapunto de unos daditos de membrillo. Son puente para disfrutar de alguno de los cuatro postres dulces, resueltos con conocimiento completo de causa. Me decidí y lo aconsejo, por el crumble de manzana con nata al romero. 


Miquel Sen


Norte

De lunes a viernes de 8 de la mañana a 11 de la noche.

Se puede venir a desayunar, a comer, a merendar, a tomar unas cañas y a cenar.

Diputació 321
Tel: 93 528 76 76
Precio aprox ; 20 euros sin vino
Web; www.noerterestaurante.com