ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMasqueta d arròs, la receta de Ca l Eulàlia, y el vino Chivite Las Fincas Rosado. Por Miquel Sen

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Vino recomendado

FRORE DE CARME ALBARIÑO

SELA 2010 [ Ir a BODEGA ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


SELA 2010 es la nueva añada de la gama de vinos más jóvenes de Bodegas RODA, que combina la madurez y la frescura de una manera excelente.
SELA (95% tempranillo y 5% graciano) tiene una crianza de 12 meses en barricas de roble francés. Es un vino de un color cereza vivo, con un fondo y ribete de un rojo muy intenso. En nariz es  agradable con sensación de fruta roja bien madura en la línea de la cereza fresca y con algunas notas de fresa, regaliz y de finas especias. En boca, tiene un volumen medio, amable y sabroso  que recorre toda la boca dejando una sensación de frescura . Con un carácter sedoso y unos taninos muy pulidos, es un vino con una presencia que perdura y nos recuerda que 2010 fue un año magnífico en los viñedos de Haro. SELA nos transmite su juventud y, a su vez,  la filosofía y estilo de Bodegas RODA

SELA, los viñedos más jóvenes de la bodega ya se ha hecho “adultos”


Desde los inicios de la bodega riojana, hace unos veinte años, se preveían dos líneas de trabajo en la viticultura. La primera, a medio plazo, comprando viñedos viejos y alcanzando acuerdos con viticultores de viejas viñas; y una segunda línea de trabajo, pensada para dar sus frutos a largo plazo, plantando nuevas viñas en excelentes suelos para ir formando los RODA del futuro. Dos décadas después de las primeras plantaciones, las viñas “jóvenes” se han hecho adultas, van alcanzando el equilibrio y ya son capaces de transmitir el carácter de su paisaje. La cosecha 2008 brindó la oportunidad de empezar con un nuevo vino, ya que los viñedos habían alcanzado la madurez adecuada para desarrollarlo. Y así nació SELA, un vino distinto a sus hermanos mayores –RODA, RODA I y CIRSION-, pero con el sello inconfundible de Bodegas Roda.

SELA es un vino con fuerza, juvenil, procedente de viñedos sostenibles y que nace con la vocación de ser un vino de consumo más frecuente, que quiere llegar a un nuevo público que comienza a vivir la pasión del mundo del vino, fácil de armonizar con la comida, resulta muy agradable al paladar, sabroso y fresco, aunque con la misma complejidad y elegancia que caracteriza a los vinos de Roda.

PVP SELA 2010: 15€