ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAMasqueta d arròs, la receta de Ca l Eulàlia, y el vino Chivite Las Fincas Rosado. Por Miquel Sen

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Vino recomendado

FRORE DE CARME ALBARIÑO

TINTILLA DE ROTA DULCE 2011 DE FINCA MONCLOA [ Ir a BODEGA ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Tintilla de Rota 2011 se elabora siguiendo el sistema tradicional


Soleo

Manteniendo la apuesta de González Byass de recuperar la variedad olvidada Tintilla de Rota, esta Familia de Vinos lanza Tintilla de Rota 2011, un vino dulce de edición limitada.

Jerez de la Frontera, octubre de 2013.- Tintilla de Rota 2011, vino dulce tradicional de elaboración artesanal y de producción muy limitada, llega al mercado siguiendo antiguas elaboraciones. La plantación de variedades tintas por parte de la familia González en Arcos de la Frontera permitió recuperar la Tintilla de Rota, variedad autóctona que estaba casi en el olvido y que, durante los siglos XVIII y XIX, abarcaba una importante extensión en la villa de Rota y otros municipios de la zona de Cádiz.

Tintilla de Rota 2011 se elabora siguiendo el sistema tradicional que González Byass empleaba en el siglo XIX y que D. Manuel María González recogió en su libro sobre el Jerez, dejando sobremadurar primero la uva en la cepa y sometiéndola después de la corta manual a "soleo" durante 3 a 4 días sobre tiras de esparto hasta alcanzar el grado de dulzor adecuado. Tras el despalillado y estrujado de la uva, se deja que comience la fermentación sobre sus hollejos hasta alcanzar entre 4 y 5 grados de alcohol. A continuación se descuba y se prensa y se añade alcohol vínico hasta una graduación final entre 14 y 15 % de alcohol. Se deja reposar durante unos meses en depósito y se pasa a barricas de roble para su crianza. El resultado, tras una crianza de 18 meses en barricas de roble francés, es un vino de intenso color cereza con tonos púrpura. Con aroma a ciruelas, cacao y madera noble,  elegante, suave y persistente en boca, que lo hacen un vino de postre ideal.

Este vino dulce que González Byass comenzó a elaborar en 1841, y por el que se convirtió en proveedor oficial de la Casa Real en tiempos de S. M. la Reina Isabel II de España en 1851, supone la recuperación de una variedad a punto de extinguirse por el predominio en la región de las variedades utilizadas para la elaboración de los vinos de Jerez. La apuesta que la familia González hizo por el vino tinto de Cádiz con Finca Moncloa, permitió rescatar esta singular variedad cuando se decidió plantar un total de 3 hectáreas en el año 2002. Se recuperaba, de este modo, una tradición y memoria casi olvidada.