ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMARabo de buey con cigalas: la receta de Can Pineda y el vino Finca Garbet de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Bodegas Martín Códax presenta su albariño Finca Xieles, un vino de finca homenaje a la tradición viticultora [ Ir a NOTICIAS ] [ Volver ]

 

Twitter

Facebook




Las cepas más antiguas de Bodegas Martín Códax hacen brotar las uvas que dan nombre al albariño Finca Xieles. Orientadas hacia el mar, se yerguen en un terreno de marcada pendiente, dividida por muros de piedra, conocidos en gallego como “socalcos”. Los viñedos de esta parcela, que mide cerca de una hectárea, fueron plantados a finales del siglo XIX y conforman uno de los terrenos cosecheros tradicionales más antiguos y más importante de Cambados. 
Un vino de una única finca, cuidadosamente plantada y seleccionada a mano de forma tradicional, por los antepasados de uno de los socios fundadores de la cooperativa, Benito Castelo Baulo, un viticultor y miembro de esta gran familia de larga tradición vitivinícola y de profundo arraigo en el valle del Salnés, al que la bodega recuerda con profunda admiración cariño y respeto tras su fallecimiento a finales de 2019.
Todas estas características y este largo recorrido en el tiempo aportan a este albariño gran intensidad, largura y amplitud. “Desde 2006 en Bodegas Martín Códax trabajamos en la clasificación de zonas, con el apoyo de las nuevas tecnologías, para seleccionar diferentes terruños y uvas procedentes exclusivamente de parcelas seleccionadas. Finca Xieles se elabora en su totalidad con uva albariño, procedente exclusivamente de una única parcela. Este vino tiene una crianza de seis meses en depósitos de hormigón de 1.700 litros”, detalla Tubío.
“La singularidad de esta plantación es que mantiene cepas prefiloxéricas (que datan de antes de la reconversión varietal), que ocupaban zonas marginales, de baja fertilidad, asentadas en suelos graníticos, de alta densidad de plantación y con parrales de baja altura. De este pasado se pueden ver aún cepas muy viejas, con troncos finos y muy arrevesados o retorcidos, debido a las modificaciones que han sufrido los parrales con el paso del tiempo, para adaptarlos a las formas de trabajo actuales”, explica el director técnico de la bodega, Miguel Tubío.