ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
REST. BIO/ORGANIC
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA






EL TEMALa receta de Almadraba Park maridada con Collection Blanc de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Restaurante recomendado

TRAGAMAR: COMER PISANDO LA ARENA

Anònim Restaurante Barcelona [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Según su propietario, el nombre de Anònim es un homenaje a todos aquellos trabajadores de la cocina, que han hecho grande la gastronomía barcelonesa, pero que jamás aparecen en las portadas de las revistas. Bajo esta idea Juanjo Carrillo, un chef con amplia trayectoria que incluye haber sido profesor en las Escuela Hofman y Marcela Pino, diplomada en el mismo centro, han abierto el restaurante Anònim, para ofrecernos una buena cocina, económica, durante un horario casi infinito. No hay detalles de lujo, si no una cómoda simplicidad, ideal para disfrutar de una serie de platos fundamentados en dos ofertas. 

La primera es el Combo que sustituye al clásico menú del día. Una buena idea que arranca con dos tapas del orden montadito de jamón con gorgonzola y cóctel de cangrejo más aguacate, a los que sigue  un segundo a elegir entre jugosas sugerencias tipo taco de atún con sofrito agridulce, alternativo a un tartar, o un huevo frito con foie y patatas. La otra opción, comer a la carta,  implica probar el pan con tomate a la manera del chef y los langostinos rebozados con arroz verde y romesco. El marisco queda envuelto por un rebozado crujiente y fino, mientras que la salsa romesco se ajusta a los esquemas típicos de la cocina tarraconense, con el punto ligeramente dulce que dan las galletas Maria para espesar la picada.

He seguido con las croquetas, entre ellas una de ceps con cebolla dulce muy interesante. Asimismo vale la pena probar la de brie y manzana, comentario que se puede aplicar a la berenjena crujiente con centro liquido de queso de cabra y miel. De hecho esta apetitosa  falsa croqueta es un canelón de berenjena donde se esconde un matizado  aporte de miel. Se trata de una apuesta al día de la receta andaluza, eliminando excesos de aceite de la fritura.

Luego hay que probar las latas, pequeñas porciones seductoras. Utilizando como soporte una lata como las de conservas, el chef monta una mini ración fundamentada en una textura suave, sobre la que establece sus contrastes de sabores. Un ejemplo es  la mousse de foie con gelée de albaricoque y reducción de módena, o el paté de cangrejo con huevo y salsa rosa. Están entre la tapa y la media ración, cotizan a 3,50 euros y están puntualizadas por unos toques dulces interesantes. Vale la pena probarlas porque son tapas sabrosas y de interés visual. 

Siguiendo este recorrido de menú largo y extenso,  me han servido un plato bien resuelto, el trinxat con setas, papada rustida y navajas. Un conjunto en el que se respetan los sabores, principalmente en el trinxat, que sabe a trinxat, con el gusto de las verduras perfectamente marcado. La papada es buena, servida a la temperatura correcta, mientras que quizás las navajas tendrían que ser más tersas. En conjunto un plato a tener presente.

Otro plato de interés un arroz meloso de chipirones y costilla de cerdo, bien de punto, con el toque graso imprescindible que ha de tener este tipo de arroz, en el que se juega con sabores de mar y montaña. A 8 euros constituye una reconfortante referencia que cuadraba con el vino tinto elegido, un Dèria 2009, de la D.O Priorat. Es un coupage de garnatxa y syrah elaborado en tierras de La Conreria de Scala Dei. Buen tinto dentro de una carta en la que los vinos responden al criterio básico de Anònim, es decir no son los de siempre, lo más premiados en las guías

Ha habido más,  unos pies de cerdo deshuesados, listos para comer, acompañados de caracoles estofados. A los que les gustan los caracoles y la sedosidad del pie de cerdo, el guiso les convencerá, más aun si les gustan los aromas básicos del recetario catalán, pues esta mini cazuela tiene un toque pronunciado y buscado de canela.

Como plato de carne, otra buena idea, un magret de pato preparado como un tataki, con costra de mandarina. El punto de cocción era el que a mi gusto le va bien al pato, rojo sin ser crudo. Por supuesto el tinto Dèria cuadra con los aromas y sabores del plato.

Los postres  son el territorio dónde reina Marcela Pino. Vale la pena probar y compartir. Siguen el esquema de sabor y sencillez, que define el proyecto Anònim. Van  de la piña colada al chocolate blanco con mango y fruta de la pasión, en una declinación que contiene una versión del Ferrero Rocher, un divertido trifásico de Baileys, sin olvido del sorbete de mojito.

El servicio joven y familiar, el ambiente desenfadado, los precios muy ajustados a los tiempos que corren, unido a un buen nivel de cocina, hacen de este espacio una buena referencia. El pan es de Tríticum y el agua Solán de Cabras.

Miquel Sen

Marzo 2012

Calle Riera de Sant Miquel 19
Tel: 93 368 52 94 - 619 677 203
Horario: desde las 9h a las 24h
Día de cierre: Domingo
Precio : menú Combo 16 euros
A la carta: 24 euros
www.anonimrestaurant.blogspot.com